Corteza es un proyecto planeado y diseñado para tener un impacto mínimo o nulo tanto en el ecosistema local como en el global. Y convertirse en un espacio verdaderamente sustentable por la integración de aspectos relacionados con la eficiencia energética, el uso de energías alternativas, la mejora de la calidad ambiental interior, el desarrollo sustentable de los espacios y la selección de materiales. Características que lo llevan a convertirse en el primer proyecto con certificación de construcción ecológica EDGE en Guadalajara.

La certificación EDGE® (Excellence in Design for Greater Efficiencies, por sus siglas en inglés), es una evaluación para construcciones nueva otorgada por la IFC (International Finance Corporation), miembro del Grupo del Banco Mundial. Está disponible en más de 125 países, entre ellos México (actualmente sólo existen tres proyectos con certificación EDGE en el país, dos en la Ciudad de Mexico y uno en Puebla).

EDGE ayuda a mitigar el cambio climático a través del uso eficiente de los recursos.

Para obtener la certificación, el proyecto necesita cumplir con un ahorro mínimo de 20% en energía, 20% en agua y 20% en energía incorporada en los materiales en el edificio.

Corteza tiene un:

  • Ahorro de energía: 45.61%
  • Ahorro de agua: 26.9%
  • Ahorro de energía incorporada en materiales: 24.8%

Es así como Corteza reduce su impacto en el medio ambiente, y aporta un beneficio socio-ambiental tanto para sus futuros habitantes como para su entorno.

A pesar de que Corteza no contará con la certificación LEED, el proyecto está apegado a los lineamientos que se piden para obtenerla.