“En México, el 95% de las 65 mil empresas medianas y grandes mexicanas son Empresas Familiares”. – Juan Manuel Ferrón. Socio Líder de servicios de asesoría de negocios en Pricewaterhouse Coopers México.

Estadísticas de supervivencia sobre la empresa familiar.
El 20% logra llegar al final de la primera generación.

De éstas:
El 30% llega al final de la segunda generación,
El 15% al final de la tercera generación y
El 10% al final de la cuarta generación.

Definir el término empresa familiar ha causado mucho polémica, ya que cada autor toma diferentes características para elaborar su propia definición, por ejemplo: “es aquella empresa, sea unipersonal o sociedad mercantil de cualquier tipo, en la que el control de los votos está en manos de una familia determinada”2. Las dos características principales para determinar si es una empresa familiar o no, son: el porcentaje de acciones del cual es dueño la familia y la participación de la familia en la administración. Se estima que en México la tenencia accionaria por parte de las familias es de 64% y la participación en la administración es de un 95%.

A diferencia de lo que nos podríamos imaginar las empresas familiares van desde las Pymes hasta Sociedades Anónimas Bursátiles (S.A.B). Como ejemplo tenemos a empresas transnacionales como Bimbo y Cemex que a pesar de ser empresas públicas, las familias Zambrano y Servitje, mantienen el control accionario y tienen poder de decisión en la Asamblea de Accionistas.

Retos La empresa familiar, por su naturaleza, presenta ciertos retos que le son únicos, y que no presentan empresas de otra naturaleza.

  1.   Conciliación de intereses entre empresa y familia: Uno de los mayores retos que enfrentan estas firmas es la dificultad de conciliar los intereses de empresa y familia, y es el caso de millones de empresas familiares en México. Los empresarios que verdaderamente tengan aspiraciones de sobrevivir y construir empresas exitosas, incrementarán sus posibilidades de lograrlo, si canalizan adecuadamente la energía, producto de la familia sobre la empresa, evitando las excesivas demandas y exigencias familiares. Deberán apuntar hacia la profesionalización de sus organizaciones y evitar la tentación de hacer de la empresa una mera extensión de la familia.
  2. La integración de talentos por parte de miembros de la familia: En la medida que estas empresas tengan la facultad de sumar y lograr sinergias entre miembros de la familia que laboran en la empresa, los resultados serán más favorables. Esto es especialmente cierto en el caso de las empresas intergeneracionales, donde trabajan por lo menos dos generaciones y la dinámica es más compleja. Las diferentes circunstancias que viven padres e hijos propician una visión estratégica muy diferente del negocio, lo cual puede dar pie a confrontaciones benéficas para la compañía, aunque también puede ser el origen de tensiones. Los hijos suelen retar lo establecido y pretenden romper los paradigmas que propiciaron el desarrollo de las organizaciones de sus padres, creando así nuevas formas de hacer las cosas. A las generaciones menores de las empresas familiares les conviene valorar la experiencia de sus mayores y mantenerse abiertas para recibir sus enseñanzas.
  3. La profesionalización de la empresa: Para cualquier empresa profesionalizarse significa un gran reto, pero para las empresas familiares, que suelen dejarse llevar por la inercia y les cuesta más trabajo transformarse, este proceso es más complejo. Si los miembros de la familia son capaces de entablar un buen diálogo y analizar las diversas posturas, tomarán buenas decisiones, desechando lo que debe cambiarse e incorporando lo que demanda el nuevo entorno.
  4. El proceso de sucesión: La sucesión representa la verdadera prueba de fuego para las empresas familiares, así que deben enfrentarla con plena conciencia. El proceso de sucesión es un fenómeno muy complejo, en el cual participan una gran cantidad de actores y, el reto que implica pasar exitosamente la estafeta entre generaciones es enorme. En la medida que se realice de forma planeada y que los diversos implicados en este proceso lo enfrenten con conciencia y sensibilidad, se aumentarán las posibilidades de lograr la continuidad de las empresas familiares en nuestro país.

El tener este nivel de participación de la familia irremediablemente provoca problemas entre los participantes en el negocio. (ERRORES)

Por todo lo anterior, es importante que las empresas familiares mexicanas implementen un sistema de Gobierno Corporativo eficiente para mejorar sus procesos y procedimientos. Al implantarlo se buscaría “profesionalizar” a la empresa y así obtener mejores resultados en cuanto a transparencia, rendición de cuentas y productividad.

  • Con la implementación de un buen Gobierno Corporativo se pueden prevenir o solucionar muchos problemas. A continuación enlistaremos algunos de los beneficios de los programas de gobierno corporativo.
  • Evita conflictos entre accionistas y administradores ya que existen otras comisiones que pueden mediar y equilibrar los intereses de ambas partes todo en beneficio de la empresa.
  • Establece estrategias y políticas de desempeño. Hace más fácil evaluar el desempeño de la organización mediante parámetros establecidos.
  • Provee de mayor transparencia y confiabilidad a la información financiera. Lo anterior ayuda a promover que los inversionistas inyecten dinero a nuestra organización.
  • Ofrece una visión independiente a través de un consejo de administración con participación de independientes que fortalece la administración a largo plazo.
  • Promueve el crecimiento y desarrollo de la empresa de una manera más simple y ordenada dentro del corto, mediano y largo plazo.

A manera de resumen el Gobierno Corporativo es una herramienta de control muy importante en las organizaciones actuales. El implementarlo nos dará beneficios muy importantes para el crecimiento de la empresa. Algunos de estos son mayor confianza y credibilidad por parte del público inversionista, nos ayudará a acceder más fácilmente al mercado de valores y así poder conseguir financiamiento externo para realizar las actividades de la empresa.

Por otra parte el gobierno corporativo a pasado de ser un simple mecanismo de transparencia en cuanto a los procesos e información dentro de la empresa, se ha convertido en un mecanismo para incrementar la competitividad de la organización y poder compararla con empresas de clase mundial; para que nuestra economía se siga desarrollando y así atraer un mayor flujo de capitales.